Posts Tagged ‘Administración Electrónica’

h1

Protección de Datos y e-Administración

diciembre 11, 2008

Creo que hay un “gran olvidado” en el tratamiento de los temas relacionados con la Administración Electrónica: la Protección de Datos. En más de una ocasión he hecho referencia a la Ley 15/99, pero siempre de pasada y quizás haya llegado la hora de prestarle la debida atención.

En la decisión de dedicar un post a la Protección de Datos ha influido también la última edición de Infoc@ldero, una simpática iniciativa del Ayuntamiento de El Campello y, en particular, de los técnicos informáticos de la Concejalía de Nuevas Tecnologías. Es mérito de estos últimos si, después de las reflexiones profesionales, hemos podido charlar distendidamente de lo divino y de lo humano y hasta de la vida diaria de los Ayuntamientos.

En su 8ª edición que se ha celebrado el pasado 28 de noviembre, he tenido la ocasión de charlar muy rápidamente  (¡una vez más!) sobre la LOPD. El público, constituido casi exclusivamente por técnicos informáticos de la Provincia de Alicante, no creo que deseara una ponencia sobre las interpretaciones legales de la Ley 15/1999, ni de su Reglamento de Desarrollo, así que he optado por describir la situación actual de las Administraciones Locales a través de mi experiencia profesional y haciendo algunas preguntas (¿malintencionadas?).

Las respuestas recibidas han reforzado lo que yo he estado observando a lo largo de los últimos años. Cuando he preguntado a los casi 100 asistentes cuántos habían superado la Auditoría en materia de Protección de Datos en los últimos dos años, sólo se han levantado tímidamente unas 5 manos (y soy generoso).

El resultado es, francamente, descorazonador. A ver si en este blog tengo un resultado más alentador con esta encuesta (por cierto, a través de ella no se recaban datos personales):

¿Cómo es posible que los Ayuntamientos se estén preguntando qué hacer en materia de Administración Electrónica, si no saben cuál es el punto de partida? Además de ser un deber legal, la Auditoría sirve también para saber dónde y cómo estamos. Sólo así, sabremos hacia dónde dirigirnos.

Además, la Ley 11/2007 está repleta de referencias a la importancia de la LOPD para los proyectos de e-Administración. Sin contar con la Exposición de Motivos, he contado por lo menos 10 artículos que obligan a observar los principios de la LOPD en los procesos de modernización (o como se les quiera llamar) de las Adminsitraciones Públicas.

Estando así las cosas, casi es preferible no tener herramientas que permitan un rápido y eficaz tratamiento de los datos de los ciudadanos (que son los que conforman la inmensa mayoría de los expedientes administrativos), si estas herramientas no respetan los principios previstos en el art. 18 de la Constitución.

En todo caso, en algún descanso del estudio del SIGEM, me pondré manos a la obra para ver algunos aspectos de la LOPD que afectan de lleno a la implantación y al desarrollo de la Administración Electrónica.

Anuncios
h1

Otro off-topic “Bideos deseso”

octubre 29, 2008

Francamente, estoy alucinado con los lectores de este blog que, segun las estadísticas, siguen muy interesados en el SIGEM y, en general, con temas relacionados con la e-Administración. Aprovecho la ocasión para pedir disculpas, porque hace más de un mes que no aporto las indicaciones prometidas pero, entre tanta crisis e histeria colectiva, uno no tiene mucho tiempo.No es una buena excusa, simplemente rogamos la “clemenza della Corte”.

Este post es claramente off-topic, y tiene que ver con las estadísticas de wordpress. Según éstas, ayer dos personas, buscando en algún buscador las palabras “bideos deseso” (sic), han aterrizado en mi blog.

Me imagino la cara de desilusión de estas personas que, en vez de encontrarse con fotos/imágenes de cuerpos en actitudes lascivas, se han encontrado con algo horrible: palabras/texto.

Imagino que habrán abandonado este blog precipitadamente, amenazados por el mal horrible del esfuerzo de leer y de comprender/compartir/criticar.

Estos fenómenos (porque estos dos individuos sí que son fenómenos, sólo hay que elegir la acepción 3ª o 4ª que da la RAE de esta palabra) son el público destinatario de los esfuerzos millonarios de la Administración, que invierte mucho dinero (con los tiempos que corren) en acercar los servicios públicos a los ciudadanos.

Hay algo que falla. ¿Deberíamos haber pensado en “ilustrar” a los ciudadanos antes de ponerles delante de un ordenador? ¿Hasta dónde debe llegar el esfuerzo de la Administración en la educación de sus ciudadanos?

Veo dos posibilidades de fondo, alternativas entre sí:

1. Ponemos a disposición de los ciudadanos unas herramientas, y que sean ellos que decidan qué hacer con ellas, si buscar “bideos deseso” o consultar la Wikipedia.

2. Procedemos a una campaña de sensibilización, para romper la brecha digital y difundir la cultura, esperando que, después del esfuerzos realizados, los ciudadanos busquen, por lo menos “vídeos de sexo“.

Una vez más, habrá que elegir entre la Escuela de Chicago o las enseñanzas de Keynes. Esta propuesta es muy poco académica, ya que está hecha más que nada para que la gente “se pique” y defienda una de las dos posiciones extremas, busque una tercera o haga otra cosas, por ejemplo, buscar vídeo/bideos.

h1

SIGEM en píldoras 1ª parte de muchas

julio 10, 2008

Como avisaba, la documentación sobre el SIGEM es ingente y no creo que me dé tiempo a leérmela toda antes de jubilarme. Acabo de empezar y he pensado que puede ser útil ir resumiendo los apartados que voy leyendo.

Una de las primeras dificultades que he encontrado es la terminología usada. He buscado un “manual de estilo”, “diccionario”, “léxico y términos” o algo por el estilo y no he encontrado nada. Los que no hablen el lenguaje sigemio (palabro de cosecha propia), lo vamos a tener difícil. Quizás sean téminos propios de la Administración que, para alguien que viene de la empresa privada, resultan bastante inaccesibles. Espero obtener ayudas al respecto.

En la documentación que manejo existen descritas por lo menos 8 fases para la implantación de este gestor documental, que van desde la primera (Análisis Funcional), hasta la octava, que incluye el Plan de Difusión de la herramienta.

Procediendo por oden, me he ido a leer la carpeta de Presentaciones, en la cual me he encontrado con muchas diapositivas que describen el Work Flow que se va a desarrollar. Nada nuevo, por lo tanto, sobre todo para los que están acostumbrados a la implantación de los procedimientos de calidad. En todo caso, es de agradecer la explicación esquemática de las Iteraciones, el Enrutado condicional, los Flujos paralelos, los Subprocesos y los Procesos semirreglados.

En la carpeta General se hace también una descripción de los softwares utilizados. Es muy reconfortante que prácticamente todo el software es de titularidad del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. Los que no son de propiedad del Ministerio, porque están afectados por derechos de terceros son sólo la plataforma de e-firma (@Firma, del MAP), la plataforma de pago electrónico (SPT de red.es), la plataforma de Notificación Electrónica (SNTS-SISNOT, también del MAP) y el Driver TWAIN, para la digitalización de documentos. Este driver, por lo que se lee, aunque sea suministrado por los fabricantes es un estándar “hasta tal punto que no se concibe un escáner que no incluya su correspondiente driver TWAIN).

Existe también un abundante listado de software sometidos a Licencia de Software Libre.

Éstas sí que son buenas noticias, ya que se toma definitivamente la dirección de respetar los Principios generales previstos en el art.4 Ley 11/2007 (Principio de cooperación en la utilización de medios electrónicos por las Administraciones Públicas y Principio de neutralidad tecnológica).

h1

Asuntos pendientes

julio 8, 2008

En un anterior post, me había comprometido a realizar un resumen de lo acontecido en la última conferencia del SICARM sobre los retos de la Administración Electrónica. Culpa del tiempo, de las cargas de trabajo o de las excusas más socorridas, pues, no he podido complir con mi promesa.

Afortunadamente, la organización del certamen ha puesto a disposición de todos, las grabaciones de las intervenciones de los ponentes. Así que, por lo menos, mi función es la de hacer de puente desde aquí para los que puedan estar interesados en estas interesantes aportaciones.

Otro de los asuntos pendientes es la descripción de cómo funciona el SIGEM, el famoso gestor documental para las Administraciones Públicas. Esta vez la culpa no es mía (o no del todo), si no que existe un preocupante retraso por parte de las autoridades competentes en poner en marcha el proyecto.

Además, siento la obligación de dar algunas respuestas sobre este software a los que, por lo que me dicen mis estadísticas, buscan información en Google y que aterrizan en este blog, sin poder encontrar nada interesante.

En todo caso, a finales de mayo de este año, el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio ha puesto a disposición de los interesados el software en cuestión, sin, por otro lado, aclarar cuándo se pondrá en marcha, si existe un centro que coordine y recoja las mejoras realizadas por parte de las entidades locales y, en resumidas cuentas, sin dar un claro empujón a esta interesante iniciativa.

Y no sé qué es peor: si no apoyar este proyecto o apoyarlo a medias, o tímidamente. Intentaré explicarme:

El Ministerio de Industria ha puesto a disposición un link para la descarga de la Documentación oficial (casi 400 megas, aviso) sobre el uso y funcionamiento de esta aplicación. Eso parecería indicar que se quiere dar difusión a la herramienta, para que las Administraciones Públicas hagan los deberes y estudien estos manuales.

Ahora bien, si se ha hecho todo este trabajo, ¿qué cuesta hacer una rueda de prensa y anunciar urbi et orbi que ésta es la herramienta (gratuita, recordémolo) para que se cumplan los plazos previstos en la Ley 11/2007? ¿Es secretismo o yo me he perdido algo en estos dos meses?

Hasta tal punto es sospechoso el secretismo que, aun teniendo los links para la descarga del software y de su código fuente, no me atrevo a publicarlo, no vaya a ser que no se puede/debe. De hecho, leyendo la letra pequeña de las condiciones para la correcta descarga del software, aparece lo siguiente:

la utilización de este software está restringido a las Entidades Locales, en el ámbito de sus competencias legalmente establecidas y con la finalidad de utilidad pública e interés social“.

¿Existirá entonces una prohibición para los que simplemente quieren estudiarlo? En la duda, me abstengo.

Mirando el lado positivo, por lo menos tendré algo que leer bajo la sombrilla. Conforme vaya avanzando en la lectura de toda la documentación, prometo dar parte, si la Administración no me dice lo contrario.

h1

Off topic (o no tanto)

junio 20, 2008

Vamos a intentar explicar cómo funciona esto de la “foto rara“. Lo mejor, creo, es poner el link a una animación en flash a la Web de la empresa Kaywa, donde creo se describe bien la utilidad de estas imágenes.

El link es éste. A mi se me ocurren varias ideas para utilizarlo como forma de comunicación rápida, eficaz y barata (no cuesta nada, de momento) entre la Administración y el ciudadano. A ver quién saca la idea más útil para usar este sistema.

h1

Wiki e-Administración

junio 5, 2008

Las ideas que surgen, buenas o malas, tardan relativamente poco tiempo en aparecer. Llevarlas a la práctica, necesariamente, exigen más tiempo, esfuerzo y dedicación.

La creación de una Wiki sobre asuntos de e-Administración lleva mucho tiempo en mi cabeza, pero siempre la he desestimado porque siempre he sabido que jamás podría realizarla con un mínimo de garantías de utilidad.

En realidad, hacerme estas preguntas demuestra que no he entendido nada del mundo Wiki. Éstas no las crea un “iluminado” y el resto de los mortales las leen, si no que son el fruto de la cooperación. La Wiki no es el fruto de un Diderot, si no el esfuerzo de muchas personas que no va a tener ninguna satisfacción monetaria ni profesional. Y sin embargo, se hacen.

¿Por qué? Las respuestas pueden ser muchas, desde las más románticas hastas las más utilitarísticas. Yo me quedo con una: la necesidad de compartir.

Después de haber leído este artículo, se me ha ocurrido lanzar la idea: como se pueden hacer muchas Wikis, y ya que existe una sobre e-Administración, ¿por qué no hacer una sobre la Ley 11/2007?

h1

¿Perder el control o perder el miedo?

mayo 27, 2008

No descubro nada nuevo si digo que esto de la Web 2.0 es un gran invento. Lo digo porque todo lo que uno afirma en sus propios análisis, es analizado por lectores atentos que, con sus interesantes intervenciones te obligan a reflexionar y poner en tela de juicio las afirmaciones que parecían más consolidadas.

Esta introducción es para hablar de la brecha digital, y el problema político que acarrea.

¿Cuál es el papel de los poderes públicos en la lucha contra ese problema? O, dicho de otro modo, ¿hasta dónde tienen que llegar los esfuerzos para combatirla?

Parece evidente que, en la Era de la Información, no se puede dejar a nadie atrás. Este objetivo es compartido por importantes organizaciones  en ámbito internacional y por muchos partidos polítcos. Y me siento de suscribir plenamente esta afirmación.

Los poderes públicos deberán poner a disposición de los ciudadanos los medios técnicos para que los ciudadanos los usen y hagan que sus vidas sean más sencillas. Siguiendo el ejemplo muy ocurrente de un compañero, el deber de la administración debe llegar a poner a disposición de los ciudadanos las infraestructuras (líneas de banda ancha, satélites, etc.). De esta forma, las comunicaciones entre personas que viven en distintos países quedan aseguradas. Como hijo de emigrante (y emigrante a mi vez), todavía recuerdo perfectamente lo difícil que era, hasta hace relativamente poco, estar en contacto con familiares que viven en otros países.

¿Debería el Estado ir más lejos? Sin pretensión de defender posiciones económicas keynesianas, creo que la respuesta es sí.

No se puede poner a disposición de los ciudadanos las herramientas propias de las TIC y esperar a que alguien las utilice. Algunos lo harán, pero otros (¿muchos?) no lo harán porque ni siquiera verán las TIC como respuesta a sus necesidades.

¿Hasta dónde tienen que llegar las intervenciones públicas, entonces? Creo que el límite de la intervención está en la formación de los ciudadanos para el uso de las TIC. Éstas son útiles para cubrir necesidades, una vez que hemos descubierto  cuáles eran éstas en realidad. A partir de ese momento, entraremos en la esfera de la libertad individual y si, aún con las tecnologías disponibles y con las capacidades para usarlas, alguien quiere vivir permanentemente off line, pues, deberemos dejarle la libertad de quererse quedar atrás.